Columnas altas y bajas, cómodas, estanterías abiertas o cerradas, gabinetes de baño… En el cuarto de baño, no tenemos una única necesidad de almacenamiento, sino que son múltiples. Entonces, ¿Por qué limitarse a un sólo mueble de lavabo?

Todas las colecciones de muebles proponen muebles auxiliares combinados con muebles para lavabo. Sería una lástima, que para disponer de un espacio de almacenaje máximo, saturemos el espacio con un punto de agua demasiado voluminoso. En su lugar, podemos seleccionar un modelo compacto y suspendido y así tener espacio para añadir uno o más muebles auxiliares, eso sería una buena idea!

Descentralizar el almacenamiento en el cuarto de baño

Una columna alta siempre tiene un lugar en el cuarto de baño, colocándola junto al mueble de lavabo. Su formato es ideal para almacenar todo lo necesario en el baño, y gracias a sus múltiples estantes permite mantener siempre todo ordenado. Una media columna, instalada a la altura correcta y con un espejo, puede hacer de este espacio un lugar agradable donde maquillarse o peinarse. Además, si le añadimos un enchufe, puede ser todavía más práctica.

La cómoda, con su consecuente volumen de almacenamiento, tiene la ventaja de aportar un toque de elegancia. Combinada con un mueble de lavabo, que se suma al refinamiento del cuarto del baño y ofrece una amplia playa para dejar objetos. Una vez más, el espejo suspendido , ofrece un añadido más permitiendo crear un espacio ideal para maquillarse o peinarse.
Con sus tres funciones – espejo, iluminación y almacenamiento -, el armario para baño es un mueble auxiliar muy ergonómico. Por un lado, permite tener el espejo más próximo a la cara, lo que, cuando el mueble de lavabo es profundo (más de 45 cm aproximadamente), es importante tener en cuenta en términos de confort. Por otro lado, permite utilizar electricidad y dispone de un enchufe. A partir de ahora, con muchos complementos – espejo de aumento, barra de imán para guardar las pinzas de depilar y otros pequeños objetos para el cuidado personal – de esta forma será más fácil mantener el orden en el cuarto de baño y también añadirá más espacio de almacenamiento a esta estancia.

Poco profundos, los armarios y estanterías, abiertos o cerrados, encuentran su lugar en todos los baños: encima de la bañera, próximas a la ducha, encima del inodoro…

Algunos consejos de diseño

En todos los casos, elije un mueble de lavabo con cajones en vez de puertas y asegúrate que el interior de los cajones está bien ordenado. Los compartimentos, cajas, armarios… facilitan el orden, como ocurre también en la cocina. Si el cuarto de baño es utilizado por toda la familia, trata de proporcionar a cada uno de los miembros, una estantería, un cajón o un armario.

SUBIR