Para terminar, la colección «Mechanic Chic» está inspirada en las antiguas fábricas deldistrito 19.

Desde el Parque Buttes Chaumont hasta el Canal Ourcq, desde el Parque La Villette hasta la Halle Pajol, este es el mundo real. No hay pretensión aquí, todos los elementos son auténticos, de los siglos XIX y XX, creados en el contexto de la revolución industrial, con todas sus particularidades, sobre todo enla selección de materiales como el cobre y el acero. Todo es extremadamente preciso e intuitivamente dedicado a su función.


Sin cambios decorativos, los productos son más poderosos, más masculinos y directos, como una herramienta o una máquina. La forma sigue a la función.
La falta de gusto o los errores no tienen cabida aquí, donde todo es refinado y se encuentra bajo control. La elegancia se expresa a través de espacios monumentales, mediante colores en tonalidades de hormigón.
Los elementos técnicos a menudo ocultos se revelan aquí.
No se hacen concesiones con respecto al espacio o los objetos: los elementos son coherentes y coordinados.


La colección «Terrace» ilustra estos códigos a la perfección, expresándose a través de la arquitectura inspirada en principios geométricos elementales. Crea un espacio de carácter único que su elegancia y cuya marcada personalidad está al servicio del lujo. Un lugar intemporal donde el tiempo se detiene para dejar paso a la belleza.


Jacob Delafon se propone reflejar las numerosas facetas de París. Sin embargo, la marca no se limita a estos tres universos, y seguirá bebiendo de la abundancia y la diversidad de los distritos de la capital para crear colecciones cada vez más ricas y variadas.